Por / 12 Enero, 2015 / El Hotel / Apagado

No hay duda que la colonia Roma Condesa es una de las más bellas de la ciudad. Disfruta de una gran variedad de Restaurantes, Bares y actividades recreativas y culturales.

Con una ubicación envidiable en la Ciudad de México, Stanza Hotel, está a tan solo 30 minutos del aeropuerto, 15 minutos del centro histórico y a 20 minutos del WTC.

Su ubicación lo hace muy accesible a los principales Centros Financieros de Reforma y de los Centros Comerciales de moda y almacenes de prestigio; 10 minutos del Palacio de Hierro (Durango), Reforma 222, Pabellón Cuauhtémoc, Plaza Delta y a 15 minutos de Plaza Antara, a 5 minutos de los principales Restaurantes de la Zona de la Condesa, que ofrecen una amplia variedad para complacer a todo tipo de gustos y preferencias.

Esta zona es una muestra de la gran diversidad que ofrece esta ciudad considerada como una de las capitales más importantes del mundo, ya que tiene fácil acceso a los principales Teatros, Museos y Galerías, caminado puede llegar a Casa Lam, La Casa del Poeta, disfrutar de las Terrazas para tomar el café o visitar galerías de arte.

Las casas y edificios de la Colonia Roma están llenas de elegantes detalles estilo Art Nouveau, estos edificios nos remontan a la época de esplendor porfiriana.

La Colonia Roma se originó en la época colonial con el establecimiento de la Hacienda Romita, lugar en el que se edifico una pequeña capilla rodeada de callejuelas estrechas y una pequeña y hermosa plaza. Su entrada todavía se pueden encontrar. La zona comenzó a desarrollarse en la época de Porfirio Díaz. Cuando la tierra fue dividida, tomó su nombre de la Hacienda. Alrededor de ese tiempo, el crecimiento de la clase media y de clase alta logro que la gente comenzara a salir del centro de la ciudad, y generara la creación de diferentes barrios (o distritos) a su alrededor, que fueron llamados “colonias”, nombre tomado de las primeras poblaciones europeas en América. Estas áreas se planearon desde el principio siguiendo los principios urbanos occidentales.

Con el paso de los años, algunas familias ricas comenzaron a construir sus grandes mansiones de estilo francés en la zona, ejemplos de los cuales se mantienen hasta nuestros días, como la Casa Lamm (hoy un importante centro cultural), el edificio de Río de Janeiro, los apartamentos Balmori, y un sinfín de hermosas construcciones que han sido declarados patrimonio cultural por el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Además de los edificios mencionados, lo característico de la zona de Roma son sus hermosas calles, como Avenida Álvaro Obregón con su amplio bulevar rodeado de árboles altos, fuentes y esculturas clásicas; calle Orizaba con dos parques rodeados de cafes, restaurantes y gallerias de arte.

La zona está experimentando una regeneración para recuperar poco a poco los viejos edificios, conservando sus características arquitectónicas, pero dándoles una nueva función como apartamentos, cafés, galerías y tiendas especializadas en el diseño y la moda.